La ciberseguridad es importante para todos, ya que el daño potencial de la tecnología de otras personas no se limita a dañarlos. Puede afectar la privacidad, la estabilidad financiera y la seguridad física de muchas otras personas o de una nación entera.

Internet ya no solo consiste en enviar correos electrónicos, visitar sitios web y transmitir música y videos.

Sin embargo, a pesar de su importancia, hay mucha falta de comprensión, confusión y desinformación sobre ciberseguridad, incluso a altos niveles de responsabilidad y supuesta experiencia, principalmente debido a la novedad del tema y a la rapidez con que la tecnología continúa evolucionando.

La ciberseguridad es, por tanto, una preocupación colectiva. Los continuos ataques de estos últimos meses deberían alertar a las empresas sobre esta tendencia general, además de las graves consecuencias que suponen para sus actividades empresariales.

 

Por último, y más allá de proteger sus datos, las organizaciones tienen también un papel que desempeñar con respecto a sus empleados, socios y clientes. A medida que la línea entre la vida personal y profesional se vuelve cada vez más difusa, las compañías empiezan a asumir una responsabilidad por la vida digital de sus empleados y clientes.

Si todo el mundo se da cuenta de esta situación y toma medidas, tal vez podamos evitar lo peor y crear un espacio digital seguro para el bienestar de todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *